jueves, 20 de diciembre de 2012

El fin del mundo

Foto propia

Cuando me enteré por la tele, lo primero que hice fue despedirme del trabajo. Más bien hice que el cuatrojos me despidiera lanzándole un globo de orines propios a la cara ajena. Y a la corbata de enterado. Luego me compré, sin dinero, un coche con un billón de caballos, uno que llega antes de que salga. Las multas me la sudan ya. Me he arreglado la boca y el cuarto de baño. Y me he puesto tetas, algo con lo que siempre soñé. Me fui a París  a soltar un escupitajo desde lo más alto de la Torre Eiffel. Hice montar una sala de cine en el patio, techado de uralita, donde he visto, en tres semanas encerrado, a todos los grandes repartiendo ostias de venganza. En el sexo, lo he probado todo con todo, el matrimonial inclusive. Siempre pagando. Estaba viviendo así, a tope, sin que me importe lo que diga nadie, cuando me entero de que han hecho una relectura, dicen, de la profecía esa.
Así que, ahora, con un  primo también sin novia, que es mecánico y eso, estamos inventando una bomba con botón. Porque ya no hay marcha atrás y, por mis huevos, que los mayas van a tener razón.

Al llamamiento de Marina de la Fuente, de No me vengas con historias, de que publiquemos un algo en nuestros  blogs una hora antes del principio del fin del mundo, o sea, a la 23 horas del día 20,  acudo yo con esto. Pinchando en el enlace puedes ver a todos y todas las que queremos, llegado el caso, morir disfrutando. En este caso, con la lectura.

38 comentarios:

  1. Ese es el motivo por el cual no se sabe la fecha de la muerte, salvo si tienes hipoteca y pierdes el curro que es inmediata. Buen personaje te has definido. No obstante, sospecho que este relato ha salido sin mucho empeño, y como se va a acabar el mundo puedo decírtelo sin tapujos: Sabes escribir mejor. Jeje, nos vemos en el infierno.

    ResponderEliminar
  2. Aprovechar hasta el último momento, total, no vamos a salir vivos!!!! o ¿si?

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, di que sí, sí, señor. qué se han creído, ni teorías ni tonterias, en este caso los mayas van a tener razón.

    Muy divertido, Miguelángel.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ximens, por tu sinceridad. Y claro, a estas alturas, tú me puedes decir lo que quieras, faltaría!

      Esperanza, pues fíjate que al final ha sido que sí.

      Gracias, Elysa. Si te ha hecho reír, yo, requetecontento.

      Abrazos para tres.

      Eliminar
    2. Miguel Ángel,
      Te suena Ginebra, Suiza, Allex, Brasil, etc?
      Si sí. Entra en contacto.
      Feliz Navidad y un excelente 2013!
      allexfr@hotmail.com

      Eliminar
  4. Jjajajajjajajajajajjajaj, qué me ahogo,jajajajajajjajaj.
    Oye, tampoco es mala muerte, morir de la risa.
    Besos de fin desde el aire

    ResponderEliminar
  5. De esos hay muchos que viven así todos los días, como si el mundo se fuese a acabar.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Don Flores, que magnifico dominio de la situación, si el mundo no se acaba por las buenas lo haremos por las malas. Si señor, yo no vuelvo a rebajarme a una vida que odiaba.

    Como siempre unas letras frescas repletas de humor.

    Felices fiestas, Don. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa, Rosa, a ver si lo que no han conseguido los mayas contigo lo va a conseguir este descerebrado de personaje que me ha salido!!

      De esos, Henry, y de los que creen tener mil años por delante para decidirse a hacer algo. Hay que vivir a la mitad, ni helado ni hirviendo.

      Hombre, Don Nico, a ver cómo le dice a su jefe, el enterado, que lo del globito fue sin querer...

      Un abrazo para cada cual.

      Eliminar
  7. Ahí, que después de lo invertido no me digan que no es verdad.
    Siento tu voz (estilo) entre la sinrazón de este pobre hombre, que por sus trece acaba con el mundo. Si no fuera por lo de las tetas diría que es Rajoy, ¿no?

    Abrazos company

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y quien dice que lo de las tetas descarta a Rajoy?

      Eliminar
  8. Como siempre Miguel Ángel así de bien. Como me río con tus textos. Saludos cordiales
    Fco Marcos

    ResponderEliminar
  9. Buena historia Miguel Ángel. Son curiosos los deseos últimos de tu protagonista. Qué más da que no se acabe el mundo, que se declare insolvente y siga chupando que aquí lo que está mal visto es pagar.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy con Antonia, Xesc, o es que lo has visto en pelota picá, y no nos lo quieres contar?

      Gracias, Francisco. El otro día pase por tu blog, pero no me pude parar mucho. Por supuesto, volveré.

      De curiosos, nada, Arte Pun, quién no sueña con París, o con tetas, o con bólidos?

      Un abrazo, ya con olor a turrón.

      Eliminar
  10. Pues lo de las uralitas es peligroso, ya sabes. Muy divertido como siempre que le das al humor (que es casi siempre).Nada, que a ver si son chapuzas y el botón solo les sirve para abrochar . ¡Hostias¡ :-)

    ResponderEliminar
  11. A cabezota no le gana nadie. Si hay que acabar con el mundo, se acaba.

    Me gustó mucho tu aportación.

    Par de abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Jaaaaaaaaaa, eso de empezar a gastar, perdón, quise decir festejar, antes de tiempo...

    Desde este mundo que sigue vivito y coleando, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, Antonia, es que este es un fuera de la ley en todo. Y su primo, un tontaina. Bomba, ni bomba...

      Es que dime, tú, Lola, cómo vuelve para atrás? Qué hace con los pechos? Y con tanta película?

      Eso le pasa por creer todo lo que dice la tele, Patricia.

      Más abrazos, ahora con pestiños.

      Eliminar
  13. Jaja. Parece que se apresuró un poco en tirar la casa por la ventana. Si al final es tan cabezotas como Julius, el personaje de mi cuento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Muy bueno, me ha encantado el escupitajo desde la torre parisina.

    Saludos navideños.

    ResponderEliminar
  15. Un micro que me trajo el recuerdo de lo que siempre decía mi abuelo cuando se disponía a hacer algo, "O va, o rompe". Me ha gustado este personaje por eso mismo, Miguelángel.

    Por lo demás, hace lo que siempre he creído que deberíamos de hacer llegado ese caso; sacarnos las ganas que tengamos en el cuerpo.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ya he visto que se dan la mano, Sara.

      Yolanda, yo eso lo pensaba de niño. Luego he crecido y ya no lo pienso.

      Claro, imagínate la oportunidad para alguien que lo vea así de claro, Pedro. Otra cosa es que luego sea un fiasco.

      Abrazos navideños (son iguales pero con villancicos de fondo)

      Eliminar
  16. Me encanta tu desahogo fin del mundo.
    Pienso que mucha gente actuaría así por tanto hartazgo, y no es para menos.

    Como siempre bien escrito -magistral- eres de los amigos cuentistas,de los que más me gusta leer. (que no se moleste nadie)

    Gracias siempre por venir por mi ventana, tus comentarios son sienceros, eso me gusta.

    ¡Ah! aprovecho para desearte felicidad todos los días del año.
    Besicos

    ResponderEliminar
  17. Jajaja, ¡me encanta la frase final! Y eso de lanzar orines al jefe mamón tiene que ser un gustazo... :)
    ¡Muchas gracias por haber participado con un micro tan gamberro! :)

    ResponderEliminar
  18. muy bueno, Miguelangel, esa frase final con huevos incluidos. Avisa antes.

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cabopá, me ponen sonrisa de tonto tus palabras. Jo, pues últimamente visito poco, y me da rabia.

      Gracias a ti, Acuática, por la iniciativa. Enhorabuena por el éxito. Y bienvenida a mi casa, me alegro que también haya servido para visitarnos.

      Qué va, Elena, si esto no va lejos. Sin le pondrán un cable, pimienta, pinzas, una pila y poco más.

      Abrazos para las tres.

      Eliminar
  19. Es lo que tiene quemar todas las naves, que ya no hay marcha atrás. No sé yo si Corea del Norte no anda también empeñada en que las profecías están para cumplirlas. Buen relato, Miguelangel.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Un primo mecánico siempre viene bien, se acabe o no el mundo. Es lo que tiene cuando sabes de antemano la fecha de tu muerte... Uf, mejor no conocerla!!! Y sobre todo no fiarte de las predicciones. MiguelÁngel, yo encantada de seguir vivita y poder acercarme a disfrutar de los escritos, cuentos y reflexiones de los amigossss
    Amparo M. A.

    ResponderEliminar
  21. Miguelángel:
    Con este mensaje un poco generalizado, lo reconozco, ya que no tengo otra forma de llegar a todos los amigos, quiero desearte Feliz Navidad.
    Un fuerte abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pedro. Y placer tenerte en casa. Una cerveza, café? Me alegro de verdad.

      Hombre, un a mecánico siempre es muy útil, pero no para hacer bombas, y menos con botón. Madre mía, Petra, con lo que nos queda que escribir y leer...

      Feliz Navidad para ti también, Humberto. Ahora mismo voy y te lo digo en tu casa, estás?

      Abrazos, buenos deseos y aguardiente para todos

      Eliminar
  22. Quizás sea verdad que deberíamos vivir como si el mundo se fuese a acabar mañana, aunque eso también parece peligroso, ¿no? Aunque aparentemente sencillo, el micro invita a la reflexión. Un saludo, intentaré volver.

    ResponderEliminar
  23. Bienvenido Ernesto. Puedes venir las veces que quieras, aunque todos sabemos que no es lo que se quiere, es lo que se puede...

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  24. A mi me pasó una vez que pensé que me había ganado un viaje a un safari en Kenia Miguelángel. Anduve mirando gorros de explorador, visitando todas las tiendas de Coronel Tapioca e incluso haciendo pruebas físicas de correr delante de leones y cocodrilos porque pensé que eso no iría incluido y tampoco me iría mal, pero cual fue mi sorpresa cuando al final me enteré de que estaba equivocado y no me sirvió de nada. De safarí nada. Era una excursión en burro por la city y ellos ponían el gorrito y la camisa hortera para que la gente se partiera el culo conmigo.
    Felicidades hombre, ya que no se terminó de acabar el mundo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Me gusta el tono macarra del micro, muy conseguido. Y si se tiene que acabar, pues que se acabe ¿no? jeje
    saludillos

    ResponderEliminar
  26. Vaya, me parece que esta vez paso al final del final... pero felizmente tu personaje aún no ha conseguido saltar el mundo con el cuñao. Lo que más me gusta es el desmelene, la tromba de deseos desbocados que eres capaz de exponer (¿los grandes del cine repartiendo ostias de venganza???); en tus micros se disfruta siempre de la sobreabundancia en algún sentido (fantasía, ternura, situaciones, personajes muy vivos...). Creo que es eso lo que me engancha.
    Bueno, que tengas muy feliz 2013. Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enmas, pero dónde vives tú para confundirlo con Kenia? Jajajaja.

      Pues sí, Puck, este no tiene fin, y está muy loco. suerte que de luces...

      Susana, supongo que es porque soy muy exagerado, como buen andaluz que soy, como era mi madre: mejor que sobre siempre que no que falte.

      Bon Any Nou a los tres. Gracias por estar estar ahí aún.

      Eliminar
  27. Me parece magnífico!!!!! Eres un mago de las palabras! Mil gracias, miles!!! :-)

    ResponderEliminar
  28. jajajaja!!! No te puedes ni llegar a imaginar lo que me he reido, es buenísimo... Aún sigo riéndome.

    ResponderEliminar

DESPUÉS DEL COMENTARIO, DIME SI ERES TÚ O ELLO. Gracias